Sobre el aparato circulatorio qué provoca fumar

Fumar provoca sobre el aparato circulatorio daños comprobados por los médicos especialistas en cardiología, pero ¿cómo afecta?
El nivel de colesterol total en la sangre es aumentado, pero sobretodo aumenta el colesterol malo, el LDL y a su vez reduce el nivel del colesterol bueno, el HDL.
Cuál es la sustancia causante de la adicción? La nicotina es la sustancia que causa en los individuos la adicción. Se trata de una droga que estimula las glándulas suprarrenales activando la producción de adrenalina.
Esta hormona ejerce a su vez la aceleración de la frecuencia cardíaca, provocando el aumento del trabajo del corazón al necesitar éste una mayor cantidad de oxígeno.
El tono vascular es aumentado dado que se produce una vasodilatación.
A pesar de que se trata de una droga permitida, el tabaquismo es una drogadicción, ya que al fumar se crea una tolerancia a la sustancia adictiva, lo cual deviene en una dependencia y a su vez en el caso de dejar de fumar, sobreviene en la mayoría de los casos el síndrome de abstinencia debido a la ausencia del consumo de la sustancia adictiva, sin dejar de lado el comportamiento compulsivo de la persona fumadora. Todos ellos son aspectos compartidos por personas que consumen otro tipo de drogas.

No obstante, el tabaco produce otras enfermedades además de las que tienen que ver con el aparato circulatorio. De hecho se conoce su ingerencia sobre el desarrollo de cáncer de pulmón, sobre la salud de la piel, la salud de los dientes, de las vías respiratorias y sobre el desequilibrio del nivel de la presión arterial.
Sin embargo a pesar de que la relación del fumar con una gran variedad de enfermedades, algunas de ellas crónicas y graves, las personas fumadoras debido a la adicción que provoca la nicotina, principal sustancia tóxica componente del tabaco se sienten impedidas de abandonar el cigarro.
Pero también hay que tener en cuenta que además de la nicotina también cuenta con otras sustancias altamente tóxicas como el monóxido de carbono, el benceno, alquitrán y óxido de nitrógeno.
No obstante esta adicción puede ser tanto psicológica como física. Esta última tiene que ver con la adicción que crea el primer cigarro, ya que solo basta con comenzar para que se cree el hábito y convertir a una persona no fumadora en fumadora y por ende dependiente de la nicotina. Por su parte la adicción psicológica tiene que ver con la necesidad extrema de tener presente cigarros a pesar de cualquier horario de la noche, a pesar de encontrarse en un lugar en una reunión importante. Solo basta pensar en la carencia de cigarros para abandonar cualquier lugar para salir a comprarlos.
También vale aclarar que la mayoría de las personas fumadoras no son concientes cuando están fumando, ya que lo hacen como un hábito rutinario sin darse cuenta del hecho en sí mismo. De hecho muchas dejan apoyado el cigarro dejando que se consuma sin haberlo fumado, pero les agrada o satisface el hecho de haberlo encendido. Mientras otras, las más adictas vuelven a encender otro cigarro a penas han apagado el anterior, aún conociendo lo que provoca  fumar al aparato circulatorio.

Consejos dejar fumar

Ante el vicio del tabaco es necesario dar consejos dejar de fumar. En principio es importante cambiar de actitud conociendo qué causa el cigarrillo, pero adoptando una actitud activa, ya que de nada sirve leer a cerca de las enfermedades altamente posibles si luego se continúa con el vicio.
Este vicio además de esconder un problema representa una debilidad. Los problemas pueden ser hablados con familiares o amigos que puedan escuchar y permitan el desahogo.
Al intentar dejar de fumar sobreviene un estado de ansiedad que puede ser superado si se logra una buena relajación, puede ser durmiendo las horas necesarias durante la noche o con un baño relajante también por la noche, lo cual ayuda a conciliar el sueño.
Practicar actividades que obliguen olvidarse del tabaco. Muchas veces se llevan a cabo inconcientemente estas actividades, pues entonces llevarlas a cabo concientemente, por ejemplo el ejercicio aeróbico es una buena opción. Salir a caminar en soledad o con amigos es una buena ayuda.

Es imprescindible la eliminación de las toxinas, para ello será necesario beber agua (dos litros al día) en conjunto con la actividad física se logra obtener una mejor calidad de vida.
La tentación siempre va a estar presente, entonces No victimizarse, por el contrario pensar que se está en camino de una vida mejor con más salud. Todo lo que llegue a la mente deben ser “pensamientos positivos”.
Autocontrolarse para superar el impulso, disuadiendo el deseo al buscar otra actividad en el momento preciso que aparezca la necesidad de fumar.
Al principio resultará difícil, pero después de los cinco días y observar los resultados con una mejor capacidad respiratoria y menos cansancio, será un aliciente para continuar con firmeza en el propósito que ya no decaerá y será cada vez más fuerte a medida que pase el tiempo.
Durante toda esta etapa mantener un buen plan de alimentación saludable y de bajas calorías, ya que si bien es cierto que es posible aumentar de peso, ese peso aumentado puede ser perdido al cabo de más o menos un año. De todos modos no se tratará más de dos kilos de aumento de peso, lo cual es fácil de bajar pero que pueden son ser aumentado si se lleva a cabo una buena dieta de alimentación.
De todos modos no es determinante este aumento de peso, pues si la comida no es considerada como un reemplazo del tabaco, por el contrario este se reemplaza con actividad física, el aumento de peso no se presentará.
Es decir que la ansiedad provocada por la abstinencia puede ser compensada por actividad física, un buen plan de dieta y ejercicios de relajación.
No se trata de comenzar al mismo tiempo una dieta para adelgazar sino comer sano para una rápida recuperación con una buena nutrición incorporando alimentos ricos en ácidos grasos esenciales omega 3, frutas, cereales integrales, germen de trigo, alimentos ricos en vitamina B, betacarotenos, alimentos ricos en vitamina C y caramelos sin azúcar cuando se siguen consejos dejar de fumar.

Que causa el cigarrillo

Todas las enfermedades que causa el cigarrillo tienen que ver con las sustancias tóxicas que lo componen. Por ejemplo al fumar, los pulmones van acumulando el alquitrán, una sustancia tóxica que daña los alvéolos encargados de la extracción de oxígeno, esta extracción no se produce debido a que los alvéolos son destruídos y en consecuencia provoca una de las enfermedades por fumar tabaco como el enfisema pulmonar, la cual lleva a la muerte del fumador debido a la falta de capacidad respiratoria.
El monóxido de carbono es asimilado por la sangre. Es un gas venenoso, el cual también inhibe la recepción de oxígeno. La sangre no puede recibir oxígeno al formarse otra sustancia, la carboxihemoglobina, formada por la combinación del monóxido de carbono con la hemoglobina. Este proceso tiene que ver con la formación de placas de grasa en las arterias, las cuales comienzan a mostrar rigidez desarrollando arteriosclerosis.
Los pulmones cuentan con vellosidades que se encargan de defenderlos de sustancias extrañas. Estas vellosidades son paralizadas por el efecto causado por el cloruro de hidrógeno. De este modo las sustancias extrañas pueden introducirse fácilmente al pulmón, ya que éste carece de medios de defensa y en consecuencia como acto reflejo el fumador tose.
Debido a la nicotina, el torrente de sangre pierde fluidez, se produce una mayor contracción de los vasos sanguíneos con un ritmo cardíaco acelerado, en consecuencia la posibilidad de sufrir un infarto es alta porque el corazón necesita ejercer un trabajo extra.
Existen más posibilidades de sufrir un infarto de miocardio en mujeres que además de ser fumadoras ingieren píldoras anticonceptivas, ya que estas ejercen un aumento de la producción de adrenalina, un efecto compartido por el fumar y a su vez es común un envejecimiento de los tejidos, una alta probabilidad de sufrir una trombosis y el desarrollo de arrugas prematuras debido a la resequedad de la piel.

Sobre la mujer embarazada que fuma es más factible la posibilidad de un aborto espontáneo o un parto prematuro y a su vez un niño nacido de una mujer fumadora tendrá un bajo peso al nacer además de dificultad en su crecimiento y aprendizaje, ya que durante el desarrollo del feto no ha llegado suficiente flujo de oxigeno, pues también puede derivar en enfermedades cardiovasculares, asma y enfermedades de las vías respiratorias.
Estas afecciones se deben a la combinación de monóxido de carbono y de la nicotina que tienen que ver con un deficiente proceso de desarrollo celular, ya que las sustancias rompen los vasos sanguíneos y dañan el sistema vascular del feto en desarrollo.
El riesgo de desarrollar cáncer es superior en las personas que fuman, ya que el cigarro contiene partículas radioactivas que se van acumulando en los nódulos linfáticos y en el pulmón.
Asimismo los fumadores se engañan a sí mismo eligiendo cigarros suaves, los cuales si bien pueden contener un nivel bajo de alquitrán, el monóxido de carbono y otras sustancias tóxicas siguen siendo contenidas en ese tipo de cigarro, con lo cual al tratarse de “suaves” la persona fuma más cantidad de cigarros, dañando más o del mismo modo, provocando enfermedades que causa el cigarrillo.

Comunes enfermedades por fumar tabaco

Muchas son las comunes enfermedades por fumar tabaco, las cuales en su mayoría devienen en la muerte debido a las sustancias químicas tóxicas con las que cuenta.
Por ejemplo entre estas sustancias químicas tóxicas que contiene el humo, como la nicotina y el alquitrán son responsables del desarrollo de cáncer de pulmón, pero también provoca otros tipos de cáncer como el de vejiga, leucemia, de hígado, de estómago, de páncreas y de lengua.
A su vez al verse comprometidos los pulmones con cada vez menor capacidad de oxigeno, es común el desarrollo de un enfisema pulmonar, de enfermedad obstructiva crónica (EPOC) y de bronquitis crónica.
Otra de las sustancias tóxicas que contiene es el monóxido de carbono que en conjunto con la nicotina son responsables de sobrecargar al corazón, un músculo que debe ejercer un mayor esfuerzo para realizar todas las actividades cotidianas y en consecuencia deriva en enfermedades cardiovasculares.

A estas enfermedades se agrega otras dolencias en mujeres fumadoras como por ejemplo una menopausia prematura con el consecuente desarrollo de osteoporosis, envejecimiento prematuro de la piel, la cual se presenta con sequedad y arrugas prematuras, pérdida del gusto y del olfato, alteraciones vasculares periféricas, alteraciones hormonales, neumonía y esterilidad e impotencia en hombres.
Común a hombres y mujeres vale agregar la aparición de tos matutina, cansancio, encías inflamadas y sangrantes, dedos y dientes amarillos y flemas. Todos síntomas que reducen altamente la calidad de vida del fumador o fumadora, pero se va produciendo un acostumbramiento a ellos a pesar de que se reduce también la calidad de vida laboral debido al cansancio crónico.
De hecho a pesar de conocer los riesgos para la salud del tabaco y de la ley anti tabaco aún es posible descubrir famosas que fuman.
Como tipos de cáncer también se pueden desarrollar el de riñón, de esófago, de la cavidad bucal y el de laringe.
Las mujeres embarazadas que fuman ponen en riesgo su embarazo y el feto que se encuentra en desarrollo. Por un lado el parto será más difícil, cuentan con una probabilidad alta de abortar espontáneamente y el niño nacido de una mujer embarazada por lo general nacerá con un bajo peso, tendrá problemas de crecimiento, de desarrollo intelectual y con altas probabilidades de nacer con problemas en las vías respiratorias.
No solo el que fuma pone en riesgo su salud sino también pone en riesgo a todas las personas que comparten su entorno, las cuales son llamadas fumadoras pasivas, las cuales cuentan con el mismo riesgo de desarrollar todas las enfermedades citadas inherentes al fumador activo e inclusive un fumador pasivo puede desarrollar cáncer de pulmón independientemente del tipo de cigarro que se esté fumando a su alrededor, ya que una reducción en el nivel de nicotina y alquitrán no atañe en absoluto a poder producirse un infarto de miocardio. Puede tratarse de un cigarro rubio o negro, fumado con boquilla o sin esta sin embargo hay que tener en cuenta que siempre se tratará del mismo riesgo a contraer enfermedades por fumar tabaco.

Quienes son las famosas que fuman

Famosas que fuman es raro de encontrar cuando se encuentran en escena filmando una película. Sin embargo a pesar de la prohibición del cigarro sobretodo en el territorio de los Estados Unidos, las celebritis continúan con su vicio, pues las imágenes son capturadas por paparazzis que buscan a las famosas cometiendo errores de vida en situaciones poco favorables.
De hecho fumar se ha convertido en un estigma a pesar de que en una época ya de antaño, ver una mujer con un cigarro en la mano le adjudicaba un toque de elegancia y glamour.
Por qué fumar? Hoy en día ya la mentalidad general ha cambiado, por un lado debido a la ley anti tabaco y a la consecuente concientización de la mayoría de las personas que han dejado de fumar.
Por ello es raro ver a famosas fumando en la pantalla del cine o la televisión, sin embargo en momentos de descanso, estas mujeres son encontradas con su cigarro en la mano.

Por ejemplo en el caso de Lindsay Lohan, al estar bajo libertad condicional es obvio que sea controlada y ahí fue que se la detectó yendo al baño demasiado seguido en un evento que se celebró en la Casa Blanca, pues no entraba al baño continuamente por otra razón que no sea la de fumar un cigarro. Sin embargo ella aduce que no es adicta al cigarro, sino que tiene que ver el hecho de haber tenido que interpretar a Elizabeth Taylor, tras lo cual adquirió el hábito.
Katy Perry agrega otro conflicto más a su pareja con Russel Bran, ya que mientras ella encuentra placer fumando y bebiendo, su pareja prefiere permanecer en un ambiente saludable, por lo tanto no soporta sus adicciones.
Milley Cyrus, va por más atreviéndose a fumar en pipa, tal vez como rebeldía de adolescente, ya con sus 18 años cumplidos apareció en un video con la pipa en su boca pero con la sospecha de que se trata de marihuana, a pesar de que ella lo niega. Poco creíble, ya que en el mismo video ella repregunta si está drogada.
El video continúa con una confusión con Liam Hemsworth, un ex novio que ella confundió con otro, un hecho que hace pensar que estaba fumando una pipa con hierbas al estilo árabe, donde usualmente se fuma marihuana.
No se puede dejar de lado que Milley Cyrus es la protagonista de Hanna Montana, una película de Disney y en consecuencia todas sus fans son adolescentes. Por lo tanto no sería conveniente semejante imagen como cellebrity de Disney.
De ser confirmado su imagen se degradaría olvidándose de ser una estrella infantil.
Por supuesto que la lista continuaría interminablemente, lo cual sería imposible citar por completo, pues también habría que agregar a las estrellas masculinas que también esconden su vicio por el cigarro cuando las cámaras no los enfocan filmando una película, pero siempre habrá una cámara indiscreta filmándolos en los descansos o en la tranquilidad de sus vacaciones y así gracias a esas cámaras discretas son encontradas las famosas que fuman.

Porque fumar, que fundamentos tiene el cigarro en la gente

La gente encuentra fundamentos en el cigarro, pues la pregunta ¿por qué fumar? Podría tener una sola respuesta y una sola palabra “adicción”. Adicción que crea la nicotina, uno de los componentes químicos del cigarro, pero además de la nicotina como sustancia química adictiva, el cigarro cuenta con miles de sustancias química más, las cuales son altamente tóxicas para el organismo y es por ello que se trata de un vicio que hoy en día causa una gran cantidad de muertes tanto en hombres como en mujeres e incluso en niños de madres fumadoras. Debido que los niños de estas madres suelen nacer con bajo peso y además desarrollar con el tiempo enfermedades de las vías respiratorias, muchas de ellas crónicas como el asma y problemas de crecimiento y desarrollo intelectual.
Ahora bien, “adicción” no es la única palabra que devela la pregunta principal que nos estamos haciendo aunque sí explica porqué la gente a pesar de conocer todos efectos y lo que ocasiona el tabaco, aún sabiéndolo continúa fumando y a pesar de que mucos países han optado por prohibir las publicidades de tabaco en todos los medios audiovisuales y además todos los paquetes de cigarros deben llevar en su etiqueta una advertencia sobre su peligrosidad al organismo. Inclusive a pesar de que el precio del tabaco es alto y puede serlo aún más alto, de todos modos la gente sigue fumando debido a los efectos que produce la nicotina, por un lado un efecto estimulante y al mismo tiempo relajante. Por ello se explica el placer que sienten los fumadores. Un placer que se extiende a todos los sentidos con el cigarro en la mano, visualizar el humo, el olor al tabaco al encenderlo y sentir que forma parte de una reunión con amigos.

No obstante sería más conveniente discutir porqué fumar resulta tan nocivo para la salud.
La principal razón son las más de cuatro mil sustancias químicas tóxicas presentes en el cigarro. Basta con nombrar al arsénico, plomo, alquitrán y monóxido de carbono para dar una idea de la peligrosidad del tabaco y los daños que provoca a los pulmones con estas sustancias cancerígenas, pero no solamente los pulmones se ven afectados con el cigarro, también es responsable del cáncer de vejiga, cáncer de esófago, cáncer de boca, cáncer de próstata y cáncer de laringe.
Una persona no fumadora pero que convive en un ambiente no libre de humo, cuenta con altas probabilidades de desarrollar un cáncer de pulmón. De hecho las estadísticas indica 3000 personas fumadoras pasivas que mueren por cáncer de pulmón.
El fumador pasivo es la persona que convive con una o varias personas que fuman y por lo tanto cuentan con los mismos riesgos de padecer enfermedades de índole del corazón y enfermedades en las vías respiratorias, del mismo modo que una persona fumadora. Entre los fumadores pasivos también se encuentran los niños de padres fumadores. Por ello hoy en día la mayoría de los adultos han tomado conciencia al menos al no perjudicar a la gente que comparte un mismo ambiente, pues si tienen intención de encender un cigarro, lo hacen al aire libre donde no puedan contaminar a la gente que estaba compartiendo con ellos un mismo lugar. A pesar de no preguntarse porqué fumar.

Efectos y lo que ocasiona el tabaco

Lo que ocasiona el tabaco son efectos sobre el organismo, perjuicios en la persona que fuma y en la no fumadora.
Los efectos adictivos llegan al cerebro a partir de la nicotina, causando placer en los primeros segundos. Si se compara con el consumo de la cocaína, la nicotina resulta mucho más adictiva.
El fumar es responsable de muertes debido al desarrollo de cáncer de pulmón y ataques al corazón.
Las sustancias químicas que posee el humo del cigarro son más de cuatro mil entre las que se encuentran el plomo, cianuro, monóxido de carbono, formol, fenol, amoníaco, toluidina, cianamida, uretano, arsénico, acetona, pireno, dibenzocridina, metanol, naftilamina, naftalina, cadmio, metilnitrosamina, benzopireno, polonio, tolueno, DDT y nicotina entre otros miles de componentes químicos causantes de cáncer.
La nicotina provoca ataques al corazón, porque éste necesita trabajar más rápido provocando el bloqueo de las arterias, lo cual a su vez tiene que ver con derrames cerebrales.
Como enfermedad del pulmón causa enfisema y bronquitis crónica, lo cual a su vez provoca dificultad para respirar debido a la disminución de la capacidad de recepción de oxígeno.
También tiene que ver con enfermedades del aparato digestivo, ya que la digestión se vuelve más difícil debido a la formación de úlceras estomacales y el desarrollo de acidez estomacal.
A nivel del sistema óseo es factible desarrollar osteoporosis con las consecuentes facturas de huesos, ya que el organismo no es capaz de utilizar debidamente el calcio.

Personas que no fuman pero están expuestas al humo del cigarro también pueden desarrollar las mismas enfermedades sobretodo cuando se trata de niños, quienes a su vez desarrollan fácilmente otitis, neumonía, bronquitis y ataques de asma.
La Nicotinian tabacum es la planta cuyos tallos y hojas se utilizan como tabaco y es la que contiene nicotina, un estimulante del sistema nervioso central, la cual al ser tóxica y por ende cuenta con efectos nocivos al ser absorbida, luego llega a la sangre, circulando a través del organismo y por supuesto llega al cerebro en siete segundos.
La sangre que llega al corazón se reduce porque a medida que pasa por los vasos sanguíneos los va reduciendo, por ello provoca el aumento de necesidad de oxígeno y a su vez provoca una aceleración de los latidos del corazón como de la presión de la sangre.
Un bebé de una mujer que ha fumado durante el embarazo nacerá con serios problemas de salud, tendrá problemas de crecimiento, será un bebé con bajo peso al nacer y además tendrás problemas en su desarrollo intelectual con probabilidades de desarrollo de enfermedades den las vías respiratorias.
De acuerdo a las estadísticas, éstas muestran porcentajes verdaderamente alarmantes en cuanto a las muertes por cáncer de pulmón, las cuales ocupan el primer lugar seguidas por las muertes causadas por EPOC (Enfermedad obstructiva crónica), luego siguen a éstas las muertes por enfermedades cardiovasculares y en último lugar se encuentran las muertes perinatales (muertes de bebés de madres fumadoras) debido a los efectos de lo que ocasiona el tabaco.

Cuáles son las enfermedades por fumar

Las enfermedades por fumar son varias además del conocido cáncer de pulmón, también provoca enfermedades cardiovasculares. Ya que el corazón se ve comprometido al necesitar más cantidad de oxígeno que lo normal y por ende con cada actividad diaria, el corazón de las personas fumadoras necesita un trabajo superior. Las enfermedades cardiovasculares son provocadas por sustancias presentes en el cigarro como el monóxido de carbono y la nicotina.
El humo del cigarro contiene alquitrán y nicotina. Ambas sustancias tienen que ver con el desarrollo del cáncer de pulmón.
El tabaco provoca enfermedades respiratorias como el enfisema pulmonar. Las personas con enfisema cuentan con pulmones con una capacidad respiratoria cada vez más comprometida hasta reabultarles imposibles caminar para dar un simple paseo.
De hecho entre sus síntomas se presenta una dificultad progresiva para respirar además de ruidos al respirar conocidos como sibilancias además de tos.

El tejido pulmonar va perdiendo capacidad de elasticidad produciendo una progresiva degeneración de los pulmones y de los bronquios, por lo cual también la bronquitis crónica es otra de las enfermedades que se presenta en los fumadores.
Estas enfermedades se presentan tanto en hombres como en mujeres fumadoras, pero en la población femenina fumadora se agregan otras enfermedades como las alteraciones hormonales, una menopausia precoz, presencia de osteoporosis, infertilidad, taquicardia, presión arterial alta, gastritis, afecciones en la lengua, vasoconstricción periférica, cáncer de páncreas, nivel de lípidos elevados en la sangre, conocido como hiperlipidemia, cáncer de esófago, cáncer de labio, cáncer de boca, trombosis, arteriosclerosis, arritmias, isquemia, depresión, pérdida del gusto y del olfato.
Es importante dejar en claro que tanto fumar un cigarro como fumar en pipa tienen el mismo riesgo del desarrollo de estas enfermedades, pero obviamente también el riesgo que provoca fumar aumenta con el aumento de la cantidad de cigarros consumidos en el día.
Además el humo del cigarro tiene que ver con la irritación de la vista, lo cual provoca conjuntivitis, pero además las heridas presentan una cicatrización ralentizada y la salud de la piel se ve afectada con un envejecimiento prematuro.
La nicotina como sustancia presente en el cigarro es responsable de la imposibilidad de absorción de nutrientes como la vitamina C y proteínas y de la pérdida del hambre además de favorecer la presencia de infecciones.
Una mujer embarazada y fumadora incide en el nacimiento de un niño con raquitismo y múltiples enfermedades de un niño nacido de una madre fumadora.
Hoy en día a pesar de las campañas anti tabaco muchas personas continúan fumando y además niños y adolescentes comienzan a fumar tempranamente sustituyendo a los que han abandonado el cigarro, por ello de acuerdo a las estadísticas las muertes por el fumar no descienden como deberían hacerlo como se dijo a pesar de las exenciones de responsabilidad médica y de las campañas que inducen a abandonar el cigarro.
El ataque cerebral, enfermedades del corazón, deterioro de la piel, alteraciones de los sentidos del gusto y el olfato, alteraciones hormonales en las mujeres, diferentes tipos de cánceres, enfermedades del pulmón como el EPOC y el enfisema se agregan al cáncer de pulmón como enfermedades por fumar.

Qué es lo que produce el tabaco

Lo que produce el tabaco es tan amplio como la cantidad tóxica de sus componentes. Si nos centramos a nivel del organismo, va más allá de la alta posibilidad del desarrollo de un tumor cancerígeno y enfermedades del corazón, ya que estas dos afecciones son las más conocidas, pero sus daños llegan a las vías respiratorias, también a nivel de la salud de la piel y de la cavidad bucal afectando obviamente la salud de los dientes y también afecta el sentido de la vista, el olfato y el gusto.
Asimismo las mujeres fumadoras tienen altas probabilidades de verse afectadas durante el embarazo y el período de lactancia.
Ahora bien, este daño lo provocan sus componentes como el monóxido de carbono y el alquitrán. Este último en una cantidad de 80 cm3, mientras que un solo cigarro cuenta entre 7 y 20 miligramos de alquitrán, pero es el monóxido de carbono el tóxico que reduce la llegada de oxígeno a la sangre en un 10%, pero además de estos dos componentes también contiene polonio radioactivo, ácido clorhídrico, aldehídos, furfural, arsénico, alcohol y amoníaco, sin dejar de lado la nicotina como sustancia altamente adictiva.
Toda esta combinación de sustancias tóxicas actúa a través de la combustión del tabaco favoreciendo la formación de radicales libres, los cuales tienen que ver con el envejecimiento prematuro celular.
Por supuesto que a mayor cantidad de cigarros fumados y mayor extensión en tiempo de una persona fumadora, será mayor también el riesgo de padecer cualquier enfermedad relacionada con el tabaco aunque en lugar de cigarros, la persona decida fumar en pipa, pues los riesgos son los mismos.

De hecho las enfermedades del corazón son las más preponderantes en este grupo de personas, ya que el riesgo de padecer de un ataque al corazón se triplica en comparación con personas no fumadoras, pero a su vez el riesgo se quintuplica cuando una persona fuma más de 20 cigarros en el día, por lo tanto en este grupo poblacional el riesgo de muerte se encuentra cerca de un 90% haciendo la misma comparación.
El consumo de tabaco genera enfermedades cardiovasculares, las cuales si son combinadas en una persona, que a su vez padece de obesidad, presión arterial alta, dislipemias o diabetes, este grupo poblacional se encuentra en un alto riesgo de sufrir un ataque al corazón.
A pesar de que siempre se aduce su responsabilidad sobre el desarrollo de cáncer de pulmón, también es responsable del cáncer de piel, colorrectal, de esófago, de cuello de útero, de riñón, de vejiga, de laringe, de faringe, de boca, de labios y de nariz. Sin dejar de lado que también afecta las vías respiratorias, es responsable del asma bronquial y de infecciones, además de daños sobre el aparato circulatorio.
No se puede dejar de citar que además de todo ello, la nicotina es su sustancia más aditiva, ya que da lugar a adquirir otras adicciones más complejas como la cocaína, anfetaminas o marihuana, otro tipo de adicción que es posible adquirir como parte de lo que produce el tabaco.